29 ago. 2016

El niño en la cima de la montaña — John Boyne

EL NIÑO EN LA CIMA DE LA MONTAÑA — JOHN BOYNE
Título original:
The Boy at the Top of the Mountain
Páginas: 240
Editorial: Salamandra / Océano de México
De padre alemán y madre francesa, Pierrot ha tenido una infancia no muy distinta de la de cualquier niño de su época. Sin embargo, nos hallamos en París, corre el año 1935 y la guerra que se avecina trastocará el destino de millones de personas. Tras la muerte prematura de sus padres, Pierrot deberá separarse de su íntimo amigo Anshel y abandonar Francia para vivir con su tía Beatrix, que trabaja de ama de llaves en una mansión imponente erigida en lo alto de una montaña. Pero no es una casa cualquiera; se trata nada menos que del Berghof, la enorme residencia que Adolf Hitler posee en los Alpes de Baviera.
Casi siempre inicio mis reseñas de libros de la editorial Océano con lo mismo: Me consienten demasiado. Éste libro no lo solicité y me lo enviaron de sorpresa, y como siempre de los siempres, me enviaron algo que me gustó muchísimo (parece que me leen la mente).
Pierrot tiene una vida marcada en la tragedia y desde pequeño comienza a recibir los golpes. Su madre es Francesa y su padre Alemán. Viven los tres felices en París después de la gran guerra junto a su mascota D'Artagnan. En el piso de abajo vive un chico judío que es sordo, pero es el mejor amigo de Pierrot con el cual se comunica por medio de señas. La vida es buena. Hasta que las borracheras y los arranques de ira de su padre cansaron a su madre y lo hizo marcharse. Luego Pierrot se enteró con tristeza que murió arrollado por un tren. La vida con su madre iba bien hasta que ella también falleció cuando él sólo tenía 7 años. 

Y es así como termina viviendo con su tía, que es la ama de llaves de un hombre al que todos llaman "señor" y que parecen temer. Su tía Beatrix le da instrucciones claras de cómo se debe comportar, para que "el señor" no se arrepienta de dejarlo vivir ahí. 

Una mañana todos en la casa se vuelven locos, van de arriba abajo porque "el señor" va a llegar (no siempre se alojaba en la casa) y tenía todo que estar impecable. Y es así como Pierrot que ahora todos llaman Pieter, conoce al Führer Adolf Hitler. 

La verdad es que yo no había leído la sinopsis, así que no sabía quién era "el señor" que tanto mencionaban, o sea, me lo imaginaba, pero aún así no lo sabía con certeza, así que ese pequeño detalle me hizo abrir más los ojos y leer con más enjundia. Cuando meten a personajes reales en una historia ficticia mi atención se multiplica. 

Del autor ya había leído El niño con el pijama de rayas, y aunque fue un libro que me "gustó" no trascendió a más. Le encontré muchos errores al personaje principal (Bruno) y eso me molestaba al leer. Y con Pierrot no fue diferente, o sea, seguía siendo muy bruto a pesar de que leía mucho y estudiaba mucho. Pero como que nada importante le cabía en la cabeza, como que estaba cegado a todo lo que sucedía a su al rededor. Y pues es una historia en la que transcurren muchos años. Comienza un poco después de la gran guerra, y llegamos hasta el final de la segunda guerra mundial. Así que son muchos años de por medio. Y a pesar de que Pierrot crecía, seguía bruto. 

Y si le podría agregar algo al libro, sería un poco más de contenido. Ya que Pierrot era un niño naturalmente bueno que no sabe nada más, que al estar rodeado de las personas equivocadas (Hitler, nada más y nada menos) su personalidad comienza a cambiar. Y pues ya que transcurren muchos años en los que debemos de ver ese cambio del niño bueno e inocente, a un prospecto de nazi, siento que le faltó más contenido para lograr entender el porqué de su cambio, siento que lo que nos mostraron no fue suficiente. 

Pero de manera general, fue un libro que me gustó mucho. Cuando lo inicié estaba pasando por un bloqueo de lector, y los dos libros que leí antes que éste me costaron muchísimo leerlos (a pesar de que estaban muy cortos), como que comenzaba a leer y a las tres páginas ya no quería continuar. Pero cuando inicié con El niño en la cima de la montaña fue otra historia, el bloqueo se me fue y literalmente me lo devoré. En menos de 48 horas ya estaba acabado, porque simplemente no podía dejar de leer. Así de mucho me gustó. 

Si leyeron El niño con el pijama de rayas y les gustó, éste libro les va a fascinar. De verdad lo recomiendo muchísimo y me encantaría saber sus opiniones si es que ya lo leyeron. 

6 comentarios:

  1. Hola!
    No conocía este libro pero me ha gustado tu reseña. Me parece que es muy triste, con todo lo que le pasa al niño a tan temprana edad, y luego debe irse a vivir con la tia...

    A mí también me suele gustar cuando meten un personaje real que ha existido en un libro, eso le hace más real y cercano. A mi El niño con pijamas de rayas no me pareció otra cosa del mundo, me gustó y ya esta. Así que voy a apuntarlo en mi goodreads!

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Lo estoy viendo mucho por ahí pero me recuerda demasiado a El niño con el pijama de rayas, así que no sé si lo leeré.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Lo tengo apuntado en mis pendientes desde hace tiempo pero nunca he encontrado el momento de ponerme con él. Después de leer tu reseña creo que no tardaré!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. No sabía que existía este libro! Y con lo que me gustó El niño del.. me has dado ganas de hacerme con él :)

    ResponderEliminar
  5. Pues lei El niño con el pijama y no me gusto mucho que digamos asi que no creo que lea este libro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Vaya, yo tampoco había terminado de leer la sinopsis y no sabía que "el señor" fuera Hitler...Tengo el libro pendiente, espero que me guste tanto como a ti^^

    ResponderEliminar