24 jun. 2014

Manías de un verdadero lector.

Mi primera aportación a este nuevo proyecto. Y luego de dominar el temblor en mis piernas logré controlarme lo suficiente como para buscar cual sería la entrada ideal para presentarme ante ustedes. Me debatía entre reseñas de libros, notas curiosas, opiniones de películas basadas en obras literarias y más cosas de mi blog, nada terminaba de convencerme, así que busqué en la sección más personal "Cosas del Esagui" ¿dónde más encontraría la entrada ideal? Y sí, ahí fue donde encontré el texto perfecto para presentarme y motivarlos a generar actividad.
Ahora bien, para hacer aún más interesante el ejercicio; la entrada fue realizada en Noviembre del 2013, añadir comentarios actualizados de finales de Junio del 2014 me permitirán ver como evolucionamos, demostrar como este mundo es cambiante; lo que ayer considerábamos acorde a nosotros, hoy en día no nos define. Interesante…
¿Qué lector no tiene manías? ¿Quién no tiene sus peculiares acciones al leer? A continuación algunas de las más destacadas y mi opinión al respecto, sería estupendo compartirán su opinión y añadieran aquellas que se escapan.



Tengo una peculiar manía; todos los días (huy, muy acorde con el tema), con un café en la mano repaso todos los blog’s de las pasadas 24 horas que me ofrece wordpress, las categorías son varias, lo que representa una buena manera de estar informado, incluso he llegado a pensar que esto es como la manía de mis padres de leer el periódico o repasar los noticieros matutinos.
Es de esa manera como encuentro cosas tan interesantes para compartir con ustedes, en está ocasión, de la mano de http://visionexterior.wordpress.com analizaré a mi persona sobre las 20 manías que ellos proponen están en todo lector.
La entrada original la podrán encontrar aquí.

1. Comprar: tenemos el estante o biblioteca lleno de libros por leer, pero no dejamos de adquirir uno nuevo.
(Nov-2013) Pocas veces en la vida me ha pasado, siempre es estar dos o tal vez tres libros en “lista de pendientes” pero desde la FIL pasada me surtí de tantos libros que aún hoy todavía tengo varios pendientes por leer, debemos de sumar además las constantes compras “hormiga” bajo el “uno más, al cabo los termino pronto” sí, sí, sí. Lo peor del caso, estamos a un par de semana de comenzar la FIL de este año.
(Jun-2014) ¡Cómo cambia me cambia el tiempo! Hoy por hoy tengo decenas de libros pendientes por leer, mi cuñado, gran aficionado a la lectura viene periódicamente, hacemos intercambios y me deja muchos libros que aún no puedo siquiera comenzar, además sigo comprando libros cada que la economía me lo permite, lo que aumenta más y más la repisa de “pendientes por leer”. Hoy puedo afirmar ¡cumplo totalmente con esta manía!



2. Novedades: estamos al día de las nuevas publicaciones para comprarlas o descargarlas, y también para colearlas en la lista de libros pendiente por leer, para así estar de lleno en la movida literaria.
(Nov-2013) Exacto. Este mundo virtual y mi manía de leer los blog’s me hace estar… quizá demasiado al tanto de las novedades. Por desgracia salen más de los que puedo consumir, ya sea por el tiempo para leerlos o por la economía.
(Jun-2014) Sufro el mismo problema. Al año se publican más libros de los que son posibles “consumir”, sí, no todos valen la pena pero creo que incluso dejando solo “los buenos” no podríamos seguir el ritmo, la economía, gran enemiga de los lectores, sigue teniendo un fuerte peso.

3. Cazadores: de ofertas y descuentos de libros. Aprovechamos al máximo las ventas de libros usados, ferias, intercambios o cambalaches.
(Nov-2013) Siempre me ha gustado la sensación de perderme entre decenas de stands repletos de libros, si son usados mejor, esto me asegura grandes descubrimientos a excelentes precios. Son los libros que más aprecio, es el símil de las aventuras de cacería, supongo.
(Jun-2014) Manía inalterable que espero dure con los años, como buen vicio arraigado en mi persona, seguiré intoxicándome con él.

4. Préstamo: cuando un amigo o familiar nos pide un libro prestado marcamos varias páginas con nuestras iniciales y firmamos la última página, para que se vean en la obligación de devolvernos.
(Nov-2013) Nada, nada. Se debe ser más tecnológico, así como tengo una app para llevar mi lista de libros pendientes por comprar, también tengo una donde vigilo, muy de cerca quién me debe libros, así en la primera oportunidad hacer algún comentario como “¡devuélveme mi libro!”, al menos eso siempre lo pienso, cuando lo vocalizo sale con otras palabras… más educadas.
(Jun-2014) La lista sigue creciendo, un sentimiento raro; orgulloso por prestar y acercar tanto la lectura a todas las personas que se dejen pero triste por tener tantos libros lejos de mí y saber que muchos de ellos no regresaran.



5. Ojo mágico: siempre estamos pendiente de lo que está leyendo la gente en la calle, además de alegrarnos, nos hace crecer la lista por leer.
(Nov-2013) Por desgracia la sociedad mexicana todavía no se caracteriza por un “buen paladar” para los libros, sin embargo esto permite que algunas veces se preste la oportunidad para comentar sobre libros similares y ofrecerles alternativas de mejor calidad. Rara vez (tristemente) me he encontrado con buenas lecturas.
(Jun-2014) La situación ha cambiado, hay que aceptarlo, sin embargo no tanto como lo quisiera, sigo viendo pocas personas leyendo en las calles y de esas pocas que veo son aún menos aquellas que leen algo que valga la pena. Triste pero ejercicios como este blog intentan cambiar eso.

6. Recomendaciones: en cada conversación buscamos la manera de recomendar un libro, siempre estamos pendiente de hacer un nuevo lector.
(Nov-2013) Eso aplica para grandes amistades, para mis grupos pequeños ya soy como “el que siempre habla de libros”. Una ventaja extra es que siempre soy blanco fácil cuando se requiere una buena recomendación.
(Jun-2014) Nada ha cambiado, hay quienes saben que puedo recomendar buenos libros y algunos grupos me siguen rehuyendo lo más posible para no “hostigarlos” siempre con lo mismo. Aun así sigo terco y prueba de ello es mi participación aquí, buscando atraer más y más personas a los libros.

7. Curiosear: entrar a una librería solo para ver y oler, pero es inevitable no salir con algo nuevo.
(Nov-2013) Lo que termina anulando mis propósitos de tener pocos libros pendientes por leer, pero sí, aún con ese problema encima, siempre entro solo “para ver que me encuentro”
(Jun-2014) Sin novedad en el frente.



8. Bolsa: meter el libro que llevas en el bolso o cartera un una bolsa plástica para evitar que se maltrate.
(Nov-2013) Nunca me ha pasado, aunque si me he quitado la chamarra para cubrir mi libro bajo una lluvia torrencial. No pregunten como llegué a casa.
(Jun-2014) Sigo resfriado pero ya terminé mi último libro. No me gustó mucho pero sigo creyendo que valió la pena enfermarme por mantenerlo seco.


9. Marcalibro: buscar siempre uno adecuado para cada lectura.
(Nov-2013) Apenas me estoy dejando llevar por esta manía, sigo prefiriendo post-its en aras de no maltratar los libros, aunque cada vez me seduce más la idea de hacer marcas con pluma y agregar algunas anotaciones. Encontrarlas en el futuro será interesante.
(Jun-2014) Siempre fui chapado a la antigua en cuestiones literarias. Consideraba a los libros un tesoro que no debían ser “alterados” por ninguna tinta o siquiera u lápiz pero fallé, ahora lo hago y aunque aún me duele al hacerlo, soy de la idea que en un futuro, al encontrar esas notas tendré una sensación estupenda.

Pregunta para los fan's de hueso colorado de GOT ¿qué "marca" cada post-its?


10. Reseña: siempre revisar algunos comentarios sobre la próxima lectura para saber con qué nos vamos a encontrar.
(Nov-2013) Desde que tengo el blog no. Aunque si surge en mi revisión matinal alguna entrada sobre un libro pendiente, la leo en busca de más motivos para adelantarlo en la fila de libros.
(Jun-2014) Sigue inalterable esta manía, intento mantenerme al margen de las posibles nuevas lecturas para evitar spoilers pero principalmente por tener una experiencia nueva para comentarla en mi blog.

11. Subrayar: resaltado, con lápiz, poner post-it, doblar la punticas cualquiera es válida para guardar las frases o párrafos de nuestras lecturas favoritas.
(Nov-2013) Sí, veterano con los post-it, novato con la tinta.
(Jun-2014) Veterano en ambos ¿quién lo diría?

12. Película: nunca ver una antes de leer el libro.
(Nov-2013) Me ha pasado a la inversa, en mi defensa: estaba muy joven y no eran aún amante de los libros.
(Jun-2014) Mi juventud rebelde y ajena a los libros me llevó a ver muchas películas que nunca supe eran basadas en libros, ahora como ejercicio busco esos libros y luego veo la película, hoy más que nunca entiendo todo el peso de esta manía.



13. Autor favorito: estar a la caza de que nuestro autor favorito nos haga más valioso nuestro libro con su firma.
(Nov-2013) Por fortuna vivo cerca de una de las ciudades más importantes del país, donde cada año se realiza una importante feria: la segunda más importante en el mundo. Una oportunidad perfecta para hacer “más valiosos” mis libros.
(Jun-2014) Llevo una buena racha de años seguidos asistiendo y recolectado firmas, mientras me sea posible seguiré haciéndolo.

14. Mundo mágico: asistir a eventos literarios, presentaciones, bautizos, tertulias y ferias para estar al día del este maravilloso mundo de libros y lecturas.
(Nov-2013) La sociedad no ayuda, este tipo de eventos son muy raros. Pero cuando se presentan no dejo escapar la oportunidad de asistir. Aquí un ejemplo.
(Jun-2014) Una lástima que la situación siga igual.

15. Oportunidad: aunque sea muy difícil desprenderse de un libro es necesario donar o dejarlos en adopción para que así otros tengan la oportunidad de leer.
(Nov-2013) No me gusta, me cuesta mucho trabajo, es doloroso, pero al final termino haciéndolo. Aunque duela hasta el alma.
(Jun-2014) Sigo pensando que los libros son un maravilloso tesoro y aún me duele profundamente separarme de ellos pero voy aprendiendo que las grandes causas requieren grandes sacrificios. Aquí y aquí una prueba de ello.



16. Regalo: inculcar el amor por los libros a otros, por eso siempre hacerlo el regalo perfecto.
(Nov-2013) No regalo libros porque son pocos quienes toman a bien el presente. Prefiero que ese amor que se menciona en el punto nazca de las pláticas, recomendaciones o la oportunidad para hacerles ver que “aquella lectura” puede ser la ideal para esa persona.
(Jun-2014) Si entraron a los links agregados en el punto anterior comprenderán mi postura ante este punto sin siquiera decir nada.

17. Anotar: en la agenda, el celular, post-it la página por donde voy en la lectura por si el marcalibro se escapa.
(Nov-2013) El libro termina en el suelo por un accidente, por fortuna no se dobla, rompe o maltrata pero el separador termina a medio metro de donde está él ¡arrggg! es una pesadilla. Nunca hago lo que menciona el punto, aunque no es mala idea, prefiero ser más cuidado.
(Jun-2014) Sigo siendo fiel a los separadores, los accidentes son cada vez menos pero tal vez es eso lo que le da cierta adrenalina a la lectura… bueno no pero hay que hacer interesante los libros a los nuevos lectores jajaja

18. Lista: tener anotado la lista de libros que quiero, por leer, prestados y que leí.
(Nov-2013) Sí, ya lo dejé claro. En una app para mi celular, la cual puedo revisar desde mi computadora, lo que la hace perfecta.
(Jun-2014) Vicio demasiado arraigado en mí como para abandonarlo algún día.

19. Vitrina: pasar frente a una librería y solo quedarse contemplado los nuevos títulos y las sugerencias.
(Nov-2013) …y desearlos como perro en carnicería.
(Jun-2014) Sigo babeando por aquellos libros que aún hoy todavía no puedo comprar.


20. Lectura 2.0: usar la web y las redes sociales para estar en contacto con nuestro escritor favorito.
(Nov-2013) Seguirlos en redes sociales, blog’s, páginas de editoriales o librerías. Una buena manera de pasar el tiempo libre y estar a la caza de esa firma que falta.
(Jun-2014) Agregar que además estás al tanto de las novedades y nuevos libros de nuestros autores favoritos.



Caray, quería hacer una lista de los puntos buenos contra los negativos, pero al ser tan arrasador el resultado mejor lo dejo pasar.

De nuevo la invitación ¿Qué les parece compartir sus opiniones y agregar algunos puntos? Así podremos enriquecer aún más estás preguntas tan divertidas… ¿o solo yo me divertí recordando situaciones?

Éste peculiar personaje lleno de manías es el “Esagui”, personaje que espero ronde por el blog periódicamente compartiendo más información interesante pero sobre todo muchos comentarios sobre infinidad de libros que caigan en mis manos.
Pueden conocer un poco más sobre mí en mi blog personal que tiene la gran misión de luchar contra el promedio mexicano, aprovechando la mención; teniendo en cuenta que el mexicano promedio lee 3 libros al año, realmente son 2.8 pero redondear a nuestro favor no lo veo mal, el problema radica al considerar que entre esos libros se contempla el libro de texto gratuito de las escuelas, ese libro que raras veces se termina de leer… puff siempre es deprimente escribir esto pero… ¿ustedes ya superaron ese promedio a más de medio año avanzado?


1 comentario:

  1. Vaya, realmente me ha parecido muy interesante esta entrada y, de echo, en mi blog (lalunaenvela.blogspot.com) mañana, que estaré frente a mi ordenador, como mucho tardar crearé una entrada dando mi opinión sobre los puntos que has nombrado y, si soy capaz, añadiré alguno más como has sugerido ^-^.
    De paso me pasaré por tu blog a echarle un vistazo =).
    Un saludo y bienvenido a LectoBloggers, soy seguidora y espero leerte pronto de nuevo ^-^

    ResponderEliminar